¿Por qué es necesario mejorar la capacidad hospitalaria?

En muchos hospitales, además de la hospitalización general, existen otros servicios como unidades de cuidados intermedios y unidades de cuidados intensivos (UCI)

Estas dos unidades son instalaciones especiales dentro de un hospital en las cuales se proporciona soporte vital a los pacientes que están críticamente enfermos, requieren supervisión y monitoreo continuo. Algunos pacientes de mayor complejidad, son atendidos en las UCI porque necesitan soportes vitales como ventilación mecánica y estabilización hemodinámica. Los ventiladores mecánicos son equipos que ayudan a respirar a una persona con problemas respiratorios graves, funcionan como un pulmón externo. Por tanto, actualmente este es el equipo más importante en la cadena de atención de pacientes graves con COVID-19. Un ventilador permite convertir una cama de cuidados intermedios en una UCI. 

En el momento hay una alta demanda de ventiladores mecánicos en todo el mundo, la mayoría de ciudades necesitan más de los que tienen en la actualidad. Además de ser equipos especializados muy costosos, los que los fabrican no tienen como suplir todas las necesidades en tan poco tiempo. Es por esto que, en muchos lugares, han empezado a producir sus propias versiones, con las condiciones técnicas y médicas requeridas. InnspiraMed, una iniciativa colombiana, es uno de tantos ejemplos de lo que hoy se está haciendo en el mundo. 

¿Qué significa aplanar la curva?

Cuando no se aplican medidas preventivas, el número de casos que necesitan ser atendidos en hospitales durante el pico de la epidemia es muy alto y el sistema de salud se satura. En otras palabras, las camas en los hospitales, el personal médico, y los insumos como medicamentos no son suficientes para atender a tantas personas al mismo tiempo, por ejemplo, en dos o tres semanas, y esto aumenta el número de muertos. Además, esto también limita que pacientes con otras enfermedades puedan ser atendidos y hospitalizados.

Si aplicamos medidas preventivas, como distanciamiento físico y lavado de manos, la velocidad de transmisión disminuye, las personas se seguirán enfermando, pero de a pocos a la vez, por tanto, es una forma de ganar tiempo para que el sistema no se sobrecargue, y para mejorar lo que ya está, por ejemplo, aumentando el número de camas en los hospitales, comprando más material de atención, y entrenando o contratando más personal médico. Esto es aplanar la curva, bajar el número de casos por día y achatar el pico como se ve en la figura. 

Aplanar la curva. Con medidas preventivas se disminuye el número de casos por día, y se gana tiempo para mejorar los hospitales, por ejemplo, comprando más camas. Creado con Biorender.

¿Por qué es importante el distanciamiento físico?

Cuando se habla se distanciamiento físico, no es solo quedarse en la casa, esto también incluye evitar lugares con mucha gente, en otras palabras, disminuir el contacto físico con otras personas. Es por eso que en casi todos los países han cancelado conciertos y eventos, las iglesias y las instituciones educativas se han cerrado, y los aeropuertos y servicios públicos de transporte han disminuido al máximo sus operaciones. 

Todas estas medidas sirven para disminuir el número básico de reproducción (R0 o R sub-cero), es decir, a menor contacto con otros, menor número de infectados en un momento determinado. Si usted no está infectado y se queda en la casa, pues se está protegiendo a usted mismo. Si usted está infectado debería quedarse al menos 14 días en su casa o en el hospital, lo que evita que otros se infecten, y protege a los que pueden tener riesgo de enfermar gravemente. 

El distanciamiento físico no garantiza que no nos vayamos a infectar en el futuro, pero si disminuye el chance. Por diversas circunstancias, el quedarse en casa no es una opción para todos, por eso, la recomendación es usar medidas que al menos disminuyan el contacto: guardar distancia, lavarse las manos y usar tapabocas. La idea es que cada uno haga lo que esté a su alcance para ayudar. Por ejemplo, no ir a fiestas o eventos con mucha gente puede ser de mucha ayuda.

  El distanciamiento físico es importante para disminuir el número de infectados ya que todavía no tenemos una vacuna. Entre los infectados algunos tendrán una enfermedad grave y con el distanciamiento podemos disminuir el número de casos. Creado con Biorender.

Si estoy infectado, ¿a cuántos más puedo infectar?

Empecemos por decir que el estudio y descripción de las enfermedades en una población son hechos desde la epidemiología. Esta tiene en cuenta los patrones de la enfermedad que está siendo estudiada, es decir, el tiempo que tarda en aparecer o en la época del año en los que aparece; el lugar donde aparecen los casos; y el grupo de personas más afectadas o en mayor riesgo de enfermarse. Toda esta información sirve para conocer mejor la enfermedad y poder predecir que va ocurrir, por ejemplo, si la enfermedad aparece en otro país o en otro momento del año. Por tanto, también sirve para sugerir medidas que ayuden a controlar o disminuir los riesgos de infectarse o enfermarse. Los pronósticos que se hacen son basados en hechos y pueden cambiar en el tiempo si el comportamiento de la enfermedad cambia. 

En epidemiología existe un valor llamado número básico de reproducción (R0 o R sub-cero) que indica cuantas personas se contagian por cada persona que está infectada, lo cual permite calcular cuántos infectados habrá en un tiempo determinado. Este valor R0 cambia para cada enfermedad infecciosa, puede ser porque esta sea transmitida de persona a persona como el caso de COVID-19 o por un mosquito como el caso de dengue. En otras palabras, es una medida de que tanto se transmite la enfermedad. 

Por ejemplo, una persona con sarampión puede infectar a 18 personas más, mientras que una con gripa infecta máximo 2 personas. En el caso de COVID-19, una persona infectada puede infectar a 2 personas más, es decir, que después de un mes se calcula que esa persona infectará a 406 con los que se haya encontrado en su día a día. Sin embargo, estos números pueden cambiar en el tiempo según las medidas preventivas que se tomen. Además, el virus SARS-CoV-2 ha estado circulando por muy poco tiempo y todavía es necesario colectar más información para refinar estos datos.    

Número básico de reproducción (R0). En rojo personas infectadas y en verde azul los no infectados.

¿Cuánto tiempo permanece el virus activo fuera de mi cuerpo?

Como ya mencioné, cuando toses o estornudas el virus sale de tu cuerpo. El tiempo que tarda el virus en desintegrarse depende del material en el que esté, recuerda que requiere de las células de tu cuerpo para generar nuevos virus. Recientemente, un estudio reportó que SARS-CoV-2 puede estar activo entre 4 y 72 horas dependiendo del tipo de material en el cual se encuentre. Cuando se habla de virus viables, significa que son virus que pueden infectar células después de estar por varias horas en superficies que estaban contaminadas y no se habían limpiado o desinfectado. En estudios con otros coronavirus primos del SARS-CoV-2, se encontró que estos permanecen viables por 4 días en madera, vidrio y papel. Gracias a estos estudios ahora sabemos más de estos virus. Es por esta razón que los países están aplicando medidas para tratar de controlar la propagación del virus y disminuir el número de personas contagiadas. Por ejemplo, la desinfección de superficies con hipoclorito de sodio al 5.5%.

Como sabrás, todo el tiempo nos están dando recomendaciones para evitar infectarnos, todas estas tienen una razón, por favor aplícalas:

-Si estás enfermo quédate en casa, o serás la fuente de infección para muchos. 

-Evitar contacto con personas enfermas. 

-Bañarte después de llegar de la calle.

-Lavarse las manos muy bien con agua y jabón.

-Quitarse la ropa y los zapatos cuando llegas de la calle, los virus pueden estar pegados a las suelas o a tu pantalón.

-Desinfectar las bolsas del mercado.

-Limpiar el celular y las gafas.

Tiempo que SARS-CoV-19 permanece viable en superficies. Esto fue reportado en un estudio reciente (Marzo 17, 2020), y fue evaluado a 21°C-23°C y 65% humedad relativa. Fuente: NEJM 2020.DOI: 10.1056/NEJMc2004973.

¿Cómo se transmite el virus SARS-CoV-2?

Este es un virus que afecta vías respiratorias e infecta las células de los pulmones. Cuando son muchos virus multiplicándose las células mueren, liberando virus que infectan otras células sanas. Algunos de los virus quedan atrapados en el moco que rodea las vías respiratorias. Cuando toses o estornudas, por tu nariz y boca salen gotas de moco y saliva cargadas de virus que pueden alcanzar hasta los dos metros de distancia. Estas caen sobre las personas a tu alrededor o en las superficies, por ejemplo, en la mesa, en el computador, en tu celular, el asfalto, etc. Las gotas son difíciles de ver, se secan muy rápido y contaminan superficies, representando la estrategia más efectiva de transmisión viral. Por esta razón las recomendaciones de alejarse de otras personas al menos a dos metros de distancia. 

Es importante tener en cuenta, que una vez el virus sale de tu cuerpo, puede permanecer activo por largo tiempo en las superficies (horas o días). Así cuando alguien toca una superficie contaminada la probabilidad de infectarse es alta, ya que el virus se pega a la piel, como un velcro y una vez te tocas la cara, el virus se pasa de las manos a tu cara, y se adhiere a las mucosas de boca, ojos y nariz, logrando entrar a las vías respiratorias. 

Por todo esto es tan importante cubrirse la cara cuando estornudas o tienes tos. Ten en cuenta que, si lo haces en tus manos y estas infectado sin saberlo, estas quedan contaminadas con saliva y moco que además protegen al virus. Y por tanto, puedes contaminar todo lo que toques. Así que tienes que lavarte las manos muy bien con agua y jabón, el antibacterial no funciona muy bien si hay saliva o mocos en ellas, solo cuando las manos se ven limpias.

Transmisión del virus. El virus que sale de la boca y nariz de un infectado (enfermo o no) contamina las superficies, facilitando que la persona que las toque se infecte. Por eso es importante seguir las recomendaciones para evitar contagiarte. Creado con Biorender.

¿Puedo matar el SARS-CoV-2?

En sentido estricto, no es posible matar el virus, porque no es un organismo vivo. Pero si podemos desintegrarlo, separar sus componentes y por tanto ya no será capaz de infectar nuestras células o las de otros animales. 

Como les decía anteriormente, el virus es una estructura simple que lo hace frágil. Su protección es una envoltura de proteínas y de grasas. Estas grasas puedes ser fácilmente removidas usando jabón. Funciona de forma similar a cuando usted tiene un sartén con aceite, aplica jabón con una esponja, enjuaga y la grasa se va. Si hace el ensayo con solo agua, la grasa no quita, pero si hace mucha espuma y la restriega por varios segundos, el sartén queda limpio y listo para usar de nuevo.  

 Ya ven porqué es tan importante lavarse muy bien las manos con agua y jabón por 20 segundos o más. Y si es con agua tibia, hace más espuma y será más efectivo. Así que esa recomendación que parece tan simple, tiene un impacto grandísimo en disminuir el chance de infectarse, no solo con coronavirus, esto también funciona con otros virus parecidos y con bacterias. Recuerda que te debes frotar muy bien ambas manos, para remover cualquier suciedad. 

Virus más jabón nos da como resultado pedazos de virus que ya no son capaz de infectarnos.

Además del efecto del jabón, otras condiciones como temperatura y humedad pueden favorecer su desintegración. Por ejemplo, ambientes secos y calientes son malos para el virus y facilitan que se desintegre más fácil. Esto no elimina completamente la posibilidad de infección, pero si puede disminuir el número de infectados. 

Cuando el jabón y el agua no estás disponibles, también puedes usar geles antibacteriales, de la misma forma que el jabón, es decir, cubriendo palmas, dedos y uñas. Revisa que el antibacterial contenga mínimo 60% alcohol. En la lista de componentes debe aparecer esta información, se puede llamar alcohol, etanol, o alcohol isopropílico. Estos funcionan desintegrando el virus, las bacterias y hongos que puedas tener en tus manos. Los antibacteriales que no tienen alcohol o que es menor de 60% no son efectivos. Si tienes que desinfectar superficies puedes usar alcohol antiséptico o blanqueador (hipoclorito clorox, límpido, lejía).